Producto agregado al carrito

Estofado de carne

Temperaturas altas para alimentos bajos en acidez: La conservación de alimentos bajos en acidez, como carnes, aves, mariscos y la mayoría de las verduras (excepto los tomates), requiere de una atención especial. Estos alimentos son parte tan natural de la planificación de las comidas que su conservación garantiza una dieta económica y equilibrada durante todo el año. Sin embargo, dado que estos alimentos carecen del nivel de acidez necesario para evitar su deterioro, los alimentos poco ácidos DEBEN procesarse a una temperatura de 116°C durante el tiempo establecido en la receta. El enlatado a presión es la única manera de conservar en fresco a esos niveles de temperatura. CONSEJO: Las recetas que combinan alimentos muy ácidos, como los tomates, con alimentos poco ácidos, como las verduras o las carnes, se consideran alimentos poco ácidos.

Ingredientes

  • Seleccione una receta de cocina para carne
  • Olla a presión
  • Frascos de vidrio para conservas, tapas y bandas (empiece siempre con tapas nuevas)
  • Utensilios de cocina comunes, como una cuchara de madera, un cucharón y un cuchillo para pelar
  • Ingredientes de calidad (verduras frescas, carne, aves o marisco)
  • Elevador de frascos
  • Embudo para conservas caseras

Preparación

Revise la receta y las instrucciones. Siga las pautas de preparación, tamaño del frasco, método de conservación y tiempo de procesamiento. CONSEJO: Compruebe que los frascos, las tapas y las bandas funcionan correctamente. Los frascos con muescas, grietas, bordes desiguales o bordes afilados pueden impedir el sellado o causar la rotura de éste. La parte inferior de las tapas no debe tener arañazos ni un compuesto de sellado desigual o incompleto, ya que esto puede impedir el sellado. Las bandas deben ajustarse a los frascos. Lave todo en agua caliente y jabón y séquelo bien. Conservación a presión en 9 pasos:

Prepare sus frascos y su receta Precaliente sus frascos de conserva en agua caliente (80°C). Mantenerlos calientes evita que se rompan al llenarlos con alimentos calientes. Deje las tapas y las bandas a temperatura ambiente para facilitar su manipulación.

Añada 2-3 pulgadas de agua a su olla a presión a presión. Lleve a fuego lento (80°C).

Prepare la receta de conservación de baja acidez probada que desee. Llene sus frascos.

Utilice unas pinzas para sacar el frasco precalentado. Llénelos de uno en uno con los alimentos preparados utilizando un embudo para frascos, dejando el espacio libre recomendado en la receta. Elimine las burbujas de aire, si se indica en la receta, deslizando la herramienta de eliminación de burbujas y espacio libre o la espátula de goma entre los frascos y los alimentos para liberar el aire atrapado. Repita la operación alrededor del frasco 2-3 veces.

Limpie el borde con un paño limpio y húmedo para eliminar cualquier residuo de comida. Centre la tapa, permitiendo que el compuesto de sellado entre en contacto con el borde. Aplique la banda y ajústela hasta que quede ajustada con la punta de los dedos. Coloque el frasco en la olla a presión. Repita los pasos 4 y 5 hasta llenarlos todos. Asegúrese de que el nivel de agua es de 6 a 8 cms de alto (o según lo recomendado en el manual del fabricante).

Procesar sus frascos Cierre la tapa de la olla a presión, dejando el tubo de ventilación abierto. Ajuste el calor a medio-alto. Deje que el vapor salga por el tubo de ventilación durante 10 minutos o hasta que el vapor forme un flujo constante para asegurarse de que no queda aire (sólo vapor) en la olla a presión. Cierre el conducto de ventilación utilizando el peso o el método descrito para su olla a presión. Controle y ajuste el calor para lograr la presión recomendada.

Mantenga la presión recomendada durante el tiempo indicado en la receta de conservación probada, ajustando en función de la altitud (véase la tabla de altitud y tabla de tiempos alimentos). Apague el fuego. Deje que la olla a presión permanezca en reposo (no retire el medidor de peso) hasta que la presión vuelva a ser cero. Espere 10 minutos, retire el peso y desbloquee la tapa, inclinándola en sentido contrario a usted. Deje que los frascos se enfríen durante 10 minutos más.

Prueba de ajuste y flexión Saque los frascos de la olla a presión a presión y colóquelos en posición vertical sobre una toalla. Esto evitará que los frascos se rompan por las diferencias de temperatura. Déjelos reposar sin tocar durante 12 a 24 horas. NO vuelva a apretar las bandas, ya que esto puede interferir con el proceso de sellado.

Inspeccione las tapas para ver si están selladas. No debe haber ninguna flexión cuando se presiona el centro. Retire las bandas e intente levantar las tapas con la punta de los dedos. Las tapas correctamente selladas permanecerán adheridas. Si una tapa no sella en 24 horas, refrigere inmediatamente el producto. Limpie los frascos de conserva y las tapas, etiquételos y guárdelos en un lugar fresco, seco y oscuro durante un máximo de 18 meses.